02 febrero 2013

QUESOS VEGA SOTUELAMOS

 
Tengo que decir que cuando nos llegó a casa el paquete de Vega Sotuélamos, tuve que decirle a mi marido que se resistierá.

En casa somos muy muy fans del queso, de todo tipo, gustos y colores, y si encima son de calidad como los de Vega Sotuélamos, pues más aún.
 
El primero que nos llamó la atención fue él de Romero, sin duda con su sabor, fue un visto y no visto.
 
La empresa Vega Sotuélamos fue constituida en año 1998, de la mano de dos amigos que por casualiades de la vida se embarcaron en este proyecto, por amantes de un queso llamado Vega Sotuélamos.
 
 
 
Desde el año 1985 leche se transformaba en queso en una pequeña casa junto al río Sotuélamos. Cuenta el maestro quesero que, por aquél entonces, llegaban a juntar cuatrocientos litros de leche de oveja en un día, y que poco a poco fueron completando cubas y extendiendo el queso por la comarca, llegando a adquirir un cierto prestigio.
 
Por diferentes motivos, la fábrica iba a cerrar, y estos dos amigos decidieron adquirirla, y sin saber nada de producción de quesos, decidieron seguir adelante con Quesos Vega Sotuélamos, SL
 
El queso que tradicionalmente era típico de Vega Sotuélamos era el queso tierno de oveja, que venía fabricándose desde el año 1985 cuando la gran mayoría de los fabricantes no lo realizaban, pues el tierno tradicionalmente siempre había sido de mezcla.Pero desde luego, si algo supuso una verdadera revolución para nuestra pequeña empresa, fue la salida al mercado del “queso al romero de oveja Vega Sotuélamos”, que nos permitió entrar en nuevos mercados y obtener un todavía mayor reconocimiento.
Tras pocos años, dentro de las muchas pruebas que se realizan, unas 100 piezas de queso de oveja envejecido en manteca Gran Reserva vieron la luz, y el queso curado pasó de ser el menos vendido a superar las ventas del semicurado o del tierno, que hasta la fecha habían sido durante años los líderes con diferencia. Comenzaron a fabricarse cada vez más unidades, y la ampliación que en su día casi provocó la muerte de Vega Sotuélamos se quedó pequeña: el queso Gran Reserva necesitaba más espacio, era necesario un cambio.
 
En la actualidad y debido que los tiempos cambian y Vega Sotuélamos sintió la necesidad de intentar acceder al mercado exteriory tras muchas horas de trabajo se inició la actividad con lo asistencia como expositores en la Feria Fancy Food de Nueva York, y a continuación la primera asistencia al Salón Alimentaria de Barcelona. Fue un esfuerzo importante con una pequeña incidencia en el mercado nacional y casi nula en el internacional; era de esperar...el éxito no viene nunca de inmediato....
Pero la vida da muchas vueltas y al poco tiempo surgió la oportunidad de volverlo a intentar; esta vez con una base de clientes ya realizada y colaborando con otras fábricas amigas, por lo que se constituyó un departamento dedicado exclusivamente a la comercialización y nuestro queso empezó a ver la luz en el exterior y, esta vez, la experiencia fue positiva. Nuestros quesos empezaron a exportarse hasta a 21 diferentes países tan lejanos como Rusia o Canadá.
 
Algunas de sus variedades de quesos: Tierno, Semicurado, Curado, Añejo, Al Romero, etcc. El que nos tiene enamorados es la de Al Romero. Un sabor destinitivo. Así que es normal que estos dos amigos decidieran luchar por la fábrica de su infancia.
 
 


 
 
GRACIAS A QUESOS VEGASOTUELAMOS, POR DEJARNOS PROBAR ESTA MARAVILLA DE QUESOS.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada